Atencazo

Híjole….

Se que es imposible emitir juicios de valor al respecto, pero si me
preguntan a mi, siempre voy a estar de parte de que la gente sea libre de darse de catorrazos, pero nunca de que la autoridad lo haga. La historia está ahí para que no se repita. Por desgracia, la ignorancia también, y con tanta pinche superstición es evidente de que la ignorancia ya ganó, y estamos en otra maldita edad media (oh bendita libertad, acompañada siempre de tanta pendejada, pero al fin, libertad). ¡Viva la libertad! con todo y sus pendejadas e ignorancia, carajo!

Ah! pero desde una posición de privilegio, la tentación es canija,
ineludible, seductora…. aaaaaaahhhhhh que rico….. que rico sería que todo el mundo leyera por gusto y no por la “escuelita”, que todos fuesen autodidactas, que no les preocupara la comidita por lo brillante de sus cerebros, que se dedicaran, pues, a los placeres intelectuales….. pero chale, chale y re-chale: la realidad es de lo más culera y ojete, y pertenecer a la “creme de la creme” no da derecho a imponer tiranías, que, además, son utópicas, como cualquier pinche tiranía.

¡Bienvenidas todas las opiniones! ¡abuelita de Barman y Droguin!

De todas maneras, de eso se trata la verdadera libertad. Pero hasta en la utopía anarquista hay reglas (vaya anarquía….) y me valen! sinceramente me valen! pero el asunto en el “meat space” (osea, lo que está fuera de cualquier cerebro, el universo, pues, excluyendo cognoscencias) es muy simple: las reglas ya las escribió Sun Tzu, y, sencillamente, fueron ignoradas en los recientes sucesos en Atenco (si, ya se, Sn. Salvador, pero en mi libertad, yo digo que me cagan los “San”, así sea).

Lo digo y lo reitero: si hay libertad, todo el mundo tiene derecho a ser tan tarado como quiera. Aún más en un sistema donde se premia la taradez. Ser tarado es de moda, es de novedad. Y le puedo seguir ¿como no? ser tarado es chido, dígase naïve, inocente, bien-intencionado, buena-onda, solidario o simplemente pasivo, lerdo o lentón.

¡Como me gustaría colgar imágenes del Ché Guevara por todos lados! es un buen “atrapa moscas”, me cae. El mundo ya cambió, y le guste a quien le guste, le cuadre a quien le cuadre, quien viva en el pasado, que chingue a su madre…. pero solito(a), no hay bronca, así es y así será….

Mientras las verdaderas batallas se libran ya contra grandes corporativos en la arena digital, en los juzgados, en Harvard y Yale, y sobre todo en Internet, hay (y habrá) quienes crean que esto sigue siendo físico, y se siga metiendo en avisperos para recibir aguijonazos (algunos pobremente narrados…. me cae que para nada sirve la universidad… Arreola tenía razón, solo “apendeja”, y barato, barato).

El Atencazo? lo vi con vino espumoso _chilled_, era cosa perdida. Marcos? so long, baby! los demás? to little to bother…. hordas vendrán e irán, y yo seguiré en mi sillón rojo, en la aldea global, usando armas mucho más poderosas que molotovs improvisadas y machetes sin filo peleando por los derechos que no espero recibir, sino que ejerzo, de un modo o de otro, caiga quien caiga, me vale.

A %d blogueros les gusta esto: