Los Medios, Víctimas del Zugzwang

¿Qué es el Zugzwang? es la obligación de mover en el Ajedréz. El Dr. Emanuel Lasker lo describe mejor en su "Manual de Ajedréz": "El pez puede rehusar moverse hacia la red del pescador, pero [las piezas en el Ajedréz] no puede[n] reuhusar hacer lo mismo. El derecho de mover en el Ajedréz es, al mismo tiempo, una obligación. En la mayoría de los casos, el derecho de mover es de gran valor, pero existen casos [...] donde no resulta ventajoso mover. Además, correcta o incorrectamente, las leyes del Ajedréz no permiten una libre elección. Usted tiene la obligación de mover, gústele o no. La obligación de mover normalmente se describe con una palabra alemana, "Zugzwang", que se ha hecho de uso internacional". Pues bien, los medios están sujetos a un tipo especial de Zugzwang, que se conoce como balance, y es una obligación (si bien no es una obligación legal) dar la misma oportunidad, los mismos tiempos, los mismos espacios, a todos los que tengan algo que decir en un tema dado. Y si hay alguien que se aprovecha del Zugzwang de los medios es Carlos Gelista, flamante presidente del PAN en el D.F.

Resulta molesto, estorboso, chocante, que cuando se tocan temas que no son la "especialidad" de los periodistas (siendo sus especialidades, por lo general, la política, el derecho, la economía, las ciencias sociales, pues, dado que muchos periodistas tienen una formación profesional en esos temas), se formen páneles o mesas redondas de "expertos" para abordarlos con "mayor profundidad", y que estos estén artificialmente "balanceados". El público no es estúpido: rápidamente se da cuenta del supuesto "balance" y de quienes tienen a la razón de su parte, y quienes no, pero fueron invitados a dar su, por lo menos chafa, a veces simplemente tarada, opinión.

En la guerra por los espacios políticos en México, en tiempos increíblemente adelantados (dense cuenta, pues, de que Fox ganó no solo debido a se adelanto, sino también a que no tuvo competencia en ese adelanto, y de que nada sirven los adelantos si hay más contendientes al mismo tiempo), hay quienes están contaminando la contienda, extenuando al electorado hasta límites de fábula con tontería tras tontería, con el simple motivo de tener share, de figurar, de aparecer.

Es en este marco que aparece Carlos Gelista. No porque el PAN no tenga planes de acción, plataforma política, valores, principios. Es porque una nueva generación de afiliados viene con esas "nuevas ideas", ideas que permean hacia afuera como basura política, y entierran todo aquello rescatable de sus partidos. Pero Carlos Gelista se destaca del resto, junto con Manuel Espino y los integrantes de la Asamblea del D.F. del PAN. En este partido se ve que hay estrategia, linea, y que si saben seguirla, lástima que sea a costa de que sean las verdaderas propuestas las que pasen a un segundo plano en el afán de obtener espacios en los medios.

A Carlos Gelista lo tienen que cubrir los medios, aunque sea para, por su falta de temas verdaderos, pura poli-trash:

 

  • " LA RENUNCIA DE BATIZ ES INAPLAZABLE"; CARLOS GELISTA
  • EL PRESUPUESTO 2005 DEL DF DEBE ENFOCARSE HACIA LOS PRINCIPALES PROBLEMAS: CARLOS GELISTA * Seguridad pública, transporte, salud y medio ambiente

Venga, pues, Carlos. A ver con cual "super idea" nos vienen (tu y tus amigos en el D.F.) la próxima vez.

Distribuir contenido