Himno Nacional Mexicano, Sangre y Religión

El Himno Nacional Mexicano está lleno de llamados a las armas, a la guerra, al derramamiento de sangre, y lo hace con imágenes súmamente violentas, mortales, alegoría de victorias y hazañas, tapizado de tumbas y ruinas, héroes y muertos. Aparecen arcángeles, destinos eternos e incluso el mismísimo dios.

Pero también hace un pequeño pero importante llamado a la paz, a la unión, a la libertad...

Lo bueno, lo malo y lo feo confluyen en una tonada más propia de militares que de civiles, en la que no hay cabida a la inacción (con lo que concuerdo), pero en la que tampoco se impone la paz.

El Himno Nacional Mexicano existe en tres versiones, la original, la oficial y la corta. Las dos últimas son las que normalmente se usan en eventos oficiales, en las escuelas, y son extractos de la primera.

Haré una pequeña visita por el original, centrándome principalmente en tres cosas: su carácter militar, la violencia de algunos versos y las apariciones religiosas (que pienso se deben cuestionar en un país laico).

No estoy de acuerdo en el que en mi Himno se lacere la laicidad de mi país. El que México sea un Estado Laico es una de las mejores cosas que tenemos, ya que el Estado no se pronuncia por una u otra creencia (o falta de creencia). Eso le da a los mexicanos no solo la libertad de ser tan crédulos como sus padres (o ellos mismos) quieran ser, también garantiza que el Estado no dirá que unos son mejores que otros. Si en México se defiende la laicidad en las instituciones, organismos, gobiernos y educación, lo que en verdad se está haciendo es proteger la libertad de que se piense lo que se quiera, sin privilegiar una u otra forma de pensamiento. Este es el verdadero valor de un Estado Laico. Privilegiar una forma de pensar (en este caso, de carácter religioso) es automáticamente discriminar a las demás. Es por esto que no se puede permitir, por ejemplo, que sea legal que haya escuelas que enseñen algún tipo de religión y lo califiquen de alguna forma, porque discriminaría contra los que no quieren aprender una forma de pensamiento, y así un estudiante no podría acudir a una buena escuela porque debería pensar como ellos. La analogía es similar a no poder entrar a un establecimiento si no se habla de determinada forma, o si no se tiene un color de piel, aunque sea un buen establecimiento y uno tuviese ganas de entrar.

Pero ese Estado Laico, para ser completamente congruente no puede darse el lujo de no ser religioso en unas cosas y en otras darse pequeñas "licencias". La laicidad se vulnera cuando en el Himno Nacional se dice que hay un arcángel divino. Muchas religiones y congregaciones no consideran que los arcángeles existen. Los escépticos como yo tampoco somos tomados en cuenta. Cualquiera puede decir que eso se puede ignorar y continuar, pero cuando uno tiene hijos, y estos cuestionan lo que uno piensa con algo tan importante como el Himno Nacional la cuestión se vuelve importante. Aparece un conflicto serio entre mexicanos, pues todos lo somos, pero algunos se sienten conformes con el concepto de arcángeles mientras otros no lo están. Unos se ven beneficiados, y otros son discriminados.

El Himno dice que el eterno destino de La Patria, de México, se escribió por dios, y que los mexicanos son dados por el cielo (en obvia conexión entre el cielo y dios), menciona que la discordia cae a los pies de los arcángeles (quizás orando/rezando podemos hacer desaparecer las diferencias) y que el nombre y Bandera de México son sagrados. Incluso va más allá, y afirma que los que mueren en nombre de La Patria llevarán en su tumba una cruz. Esto es inadmisible, y se tiene que cambiar u omitir lo más pronto posible.

En principio, y dada la obviedad histórica del papel que han jugado las armas en México, me parece necesario que no se nos olvide que la guerra a veces es necesaria, y no solo entonando nuestro Himno, sino poniendo en acción lo que decimos. Si queremos preservar y ensanchar cosas tan importantes como La Paz, La Libertad y El Honor, no basta con el efímero pronunciamiento, hay que actuar. El Himno Nacional es constantemente bélico, y la guerra es a veces tan o más cruda que los versos más duros del mismo. Quizás un niño que estudia, aprende y canta por primera vez sus estrofas no entienda plenamente que significan, pero es seguro que permanecerán siempre en su vida, y eso es un buen recordatorio de la sangre que hemos gastado y que es probable sea requerida en un futuro.

Aquél que afirma que la guerra no es necesaria no se ha visto en necesidad de defenderse de la tiranía, que no escuha de razones. Es por esto que no creo que sea necesario cambiar el carácter militar, castrense del mismo. Incluso, me parece poético cuando dice "ya no más de tus hijos la sangre, se derrame en contienda de hermanos..." (si bien lo hace enmedio de alusiones a arcángeles y a nombres sagrados).

Ahora bien, el refuego de una batalla llena de explosiones y muertos a lo mejor sería un tanto excesivo. Un "retiemble en sus centros la tierra al sonoro rugir del cañón" es alegórico, fuerte y directo, mientras que "en sangrientos combates los viste por tu amor palpitando sus senos, arrostrar la metralla serenos y la muerte o la gloria buscar" va subiendo de tono, llegando a "¡guerra, guerra! los patrios pendones en las olas de sangre empapad...", creo que Francisco González Bocanegra se dejó llevar por el estruendo de la batalla....

No hay nada "intocable" (vamos, la música es de Jaime Nunó, un español, cosa que hoy nos parecería increíble si adoptásemos de un extranjero un Símbolo Patrio), y ojalá pronto podamos hacer algo para cambiarle o quitarle lo religioso al Himno Nacional (la composición original de Nunó se llamaba "dios y libertad", es indiscutible).

A continuación, las tres versiones del Himno Nacional Mexicano, subrayando en violeta su carácter militar, en azul sus imágenes violentas y en rojo el contenido religioso:

 

de la "Letra Original del Himno Nacional Mexicano"

Coro
Mexicanos, al grito de guerra
el acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra
al sonoro rugir del cañón.

ESTROFA I
Ciña ¡oh Patria! tus sienes de oliva
de la paz el arcángel divino,
que en el cielo tu eterno destino,
por el dedo de Dios se escribió;

Mas si osare un extraño enemigo,
profanar con su planta tu suelo,

piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dió.
Coro

ESTROFA II
En sangrientos combates los viste
por tu amor palpitando sus senos,
arrostrar la metralla serenos,
y la muerte o la gloria buscar.

Si el recuerdo de antiguas hazañas
de tus hijos inflama la mente,
los laureles del triunfo, tu frente
volverán inmortales a ornar.

Coro

ESTROFA III
Como al golpe del rayo la encina
se derrumba hasta el hondo torrente,
la discordia vencida, impotente,
a los pies del arcángel cayó;
Ya no más de tus hijos la sangre
se derrame en contienda de hermanos
sólo encuentra el acero en tus manos

quien tu nombre sagrado insultó.
Coro

ESTROFA IV
Del guerrero inmortal de Zempoala
te defienda la espada terrible,
y sostiene su brazo invencible
tu sagrado pendón tricolor;
El será el feliz mexicano
en la paz y en la guerra el caudillo,
porque él supo sus armas de brillo
circundar en los campos de honor.

Coro

ESTROFA V
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
de la patria manchar los blasones!

¡Guerra, guerra! Los patrios pendones
en las olas de sangre empapad;
¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle
los cañones horrísonos truenen,
y los ecos sonoros resuenen
con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!
Coro

ESTROFA VI
Antes, patria, que inermes tus hijos
bajo el yugo su cuello dobleguen,

tus campiñas con sangre se rieguen,
sobre sangre se estampe su pié;

Y tus templos, palacios y torres
se derrumben con hórrido estruendo,
y tus ruinas existan diciendo:

de mil héroes la Patria aquí fué.
Coro

ESTROFA VII
Si a la lid contra hueste enemiga
nos convoca la trompa guerrera,
de Iturbide la sacra bandera
¡Mexicanos! valientes seguid:
Y a los fieros bridones les sirvan
las vencidas enseñas de alfombra;
los laureles del triunfo den sombra
a la frente del bravo adalid.

Coro

ESTROFA VIII
Vuelva altivo a los patrios hogares
el guerrero a contar su victoria,
ostentando las palmas de gloria
que supiera en la lid conquistar:
Tornáranse sus lauros sangrientos
en guirnaldas de mirtos y rosas,
que el amor de las hijas y esposas
también sabe a los bravos premiar.

Coro

ESTROFA IX
Y el que al golpe de ardiente metralla
de la patria en las aras sucumba,
obtendrá en recompensa una tumba

donde brille de gloria la luz:
Y de Iguala la enseña querida
a su espada sangrienta enlazada,
de laurel inmortal coronada,
formará de su fosa la cruz.
Coro

ESTROFA X
¡Patria! ¡Patria! Tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento,
Si el clarín con su bélico acento
nos convoca a lidiar con valor;

¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

Coro

 

de la "Letra Oficial del Himno Nacional Mexicano"

CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

I
Ciña ¡oh patria! tus sienes de oliva
De la paz el arcángel divino,
Que en el cielo tu eterno destino
Por el dedo de Dios se escribió
.

Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo,
Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dió.

CORO

II
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
De la patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra! Los patrios pendones

En las olas de sangre empapad.

¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle
Los cañones horrísonos truenen,
Y los ecos sonoros resuenen
Con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!

CORO

III
Antes, patria, que inermes tus hijos
Bajo el yugo su cuello dobleguen,

Tus campiñas con sangre se rieguen,
Sobre sangre se estampe su pie.

Y tus templos, palacios y torres
Se derrumben con hórrido estruendo,
Y sus ruinas existan diciendo:

De mil héroes la patria aquí fue.

CORO

IV
¡Patria! ¡Patria! Tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento,
Si el clarín con su bélico acento
nos convoca a lidiar con valor.

¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

 

de la Letra de la versión corta del Himno Nacional Mexicano

CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

ESTROFA I
Ciña ¡oh patria! tus sienes de oliva
De la paz el arcángel divino,
Que en el cielo tu eterno destino
Por el dedo de Dios se escribió
,
Más si osare un extraño enemigo
Profanar con su planta tu suelo,
Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dió.
Un soldado en cada hijo te dió.

CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

ESTROFA IV
¡Patria! ¡Patria! Tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento,
Si el clarín con su bélico acento
nos convoca a lidiar con valor;

¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

CORO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.
y retiemble en sus centros la tierra.
Al sonoro rugir del cañón.

 

Comentarios formato anterior:

Cautivada por el Himno Nacional por Claudia el martes 25 de septiembre de 2007

Eres muy certero al comentar el contenido de nuestro himno nacional. el cual es muy cirticado por nosotros mismos. Sin embargo quiero añadir que la época en la que fué escrito, existía un culto profundo a la exaltación de valores a partir de su expresión máxima, ofrecer la vida misma para demostrar cuan grande éran los sentimientos hacia lo tangible e intangible. expresanban sus pasiones, desconocían el manejo de los sentimientos como ahora. Por ello considero valioso hacer cavilaciones sobre nuestros simbolos patrios, pero bajo el conocimiento de los usos y costumbres de la época en que se intituyeron, pues sólo así daremos el valor adecuado a nuestro objeto de estudio. Por éso los paises europeos no apelan a la desaparición de su simbolos patrios pero si crean nuevos según la época, porque conconocen la historia y la respeta; algo que los Centroamericanos omitimos, evadimos y gustosamente rechazamos, pues nuestro estilo Naif nos lo recriminaría.

Re: Cautivada por el Himno Nacional por Carlos Niebla el martes 25 de septiembre de 2007

Tienes razón al hacer referencia a la época en la que aparecen los elementos que se van integrando a las leyes, valores y símbolos de una nación. Pero también hay que considerar que es importante mantenerlos al día, ya que, por ejemplo, en otros tiempos se privilegiaban los "roles" de género (a las mujeres no les era permitido votar, por citar un caso). Hoy es importante hacer un profundo análisis de las leyes mexicanas, y se están haciendo esfuerzos, para adecuarlas a nuestra cambiante nación. No porque algo fué establecido en un momento asegura su permanencia en el futuro, y el Himno Nacional es muy importante para dejarlo como está.

me parece bien tus comentarios por jose francisco el lunes 29 de octubre de 2007

lo ke pasa es que ya es mi ultimo año de estudios, estoy en la normal de la ciudad de ixtepec, oaxaca. y ya me toca hacer mi tesis, por lo que estoy buscando algo sobrela historia del himno y tus comentarios me parecen importantes

real por luis el miércoles 12 de diciembre de 2007

ESTA VIEN Q PUEDAN PUBLICAR ESTE HIMNO POR Q YA NO SE CANTA TODO POR Q EL PRESIDENTE DE HACE MUCHO TIENPO BENDIO PARTE DE NUESTRO TERRITORIO MEXICANO Y POR ESO YA NO SE CANTAN LAS PARTES Q INCLUYEN A EL ES MEJOR Q LO SIGAN PUBLICANDO AQUI

himno por nohemi el jueves 3 de abril de 2008

es una miuy buena version chevere

Pedazo de idiota por Jayed el domingo 20 de abril de 2008

Lo dire tal y como m proboca al leer tu aberracion i bien no estoy de acuerdo si dire que tienes razon en ciertos aspectos pero te noto racista, un mexicano no es solo el que tiene sangre AZTLAN es tambien el que tiene (principalmente) sangre de español nosotros somos aztlanes de sangre y epañoles de sangre, Meicanos por derecho no me importa que pienses si ientes que ser ateo te hace mas listo por no creer deverias saber que un mexicano e inonimo de catolico y de sanginario, aceptao o no la sangre no te hace mexicano.

Yo de nuevo por Jayed el domingo 20 de abril de 2008

295 dias...Animo.

Re: Pedazo de idiota por Carlos Niebla el domingo 20 de abril de 2008

Jayed, no te entendí nada. Para mí, cuando alguien dice "nosotros" refiriéndose a una nacionalidad, está tratando de reducir ó simplificar lo que no es posible reducir ó simplificar: no hay tal cosa como "ser mexicano". Un zapoteco nunca pensará lo mismo que yo al decir "soy mexicano" (y, por lo visto, tampoco tú piensas en lo mismo). Decir "nosotros" es tratar de imponer una forma de ver algo. Yo no quepo ni quiero estar en tu "nosotros", y soy mexicano. Por lo de los días, gracias, ahí la llevamos ;)

pus de una vez ... por jesus el jueves 8 de mayo de 2008

mi estimado carlos y si hacemos tu llamado a un estado laico mas amplio?¡ por que no cuestionar tambien el escudo nacional? digo ya entrados.... al final tambien es una representativa de un hecho mitico-religioso; es mas tambien los colores patrios digo el verde es verde y punto. quien diablos ve los "verdes valles" (ya ni hay) en una franja .... y asi finalmente nos quedamos sin nada que "lacere" nuestra postura de un estado laico.... sin visiones peyotescas... como lo ves. creo que como te daras cuenta es extremoso; simplemente en mi postura, tratar de determinar la solvencia de nuestros simbolos sin apegarnos a su contexto historico y cultural seria muy comprometedor, como lo menciona claudia, ademas la validez del simbolo lo determina la supremacia de la idea, es decir, mientras veas reflejado en nuestro himno a un pueblo entron, dispuesto a desgarrase las vestiduras por su pais y a encarar los retos (bueno, cuando menos, que lo veas como un deseo) creo que no pierde peso y sigue siendo actual; y quizas cuando la estructura social vea que la reivindicacion del sacrificio por un pais no debe ser referenciada de forma especifica a una postura religiosa, cambie. pero por lo mientras y creo es general el analisis literal de nuestro himno se ve superado por los sentimientos que le dieron vida. y que viva mexico ca....

Comentarios

¿cómo caracterizar el nacionalismo del himno?

El himno se originó en un momento histórico específico, pero ha trascendido aquella función original hasta convertirse en lo que oficialmente se denomina símbolo patrio. Sin embargo, no puede negarse su carácter guerrerista ni sus imágenes religiosas. Su pertinencia como símbolo representativo de un nación, es cuestionable.

La Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales -en su Cap. Quinto- hace hincapié en que el canto y la ejecución se apeguen estrictamente a la versión oficial. La parte cantada fue concebida originalmente en el estilo de la ópera italiana de mediados del siglo XIX, con ornamentaciones del estilo musical "español". Fue pensada para cantantes profesionales; es difícil mantener la entonación, "alargar" una vocal y cantarla en diferentes notas, como lo establece la partitura.

En diversas ocasiones se han originado escándalos cuando artistas populares interpretan el himno en público, sobre todo al inicio de certámenes deportivos. Parece que se trata de imitar una práctica común en Estados Unidos, donde cantan su himno nacional en peleas de box y eventos deportivos difundidos generalmente por televisión, interpretado por los artistas del "momento", en versiones "libres" o "personales". El himno adquiere un valor nacionalista-propagandístico-comercial, en el marco de "batallas" deportivas.

Por otra parte, no creo que la mayoría de los habitantes del país, recuerden de memoria el himno ni comprendan el significado de los arcaismos y metáforas poéticas del texto. Cabe preguntarse ¿qué sentido tiene para los mexicanos cantar el himno nacional?

Su importancia parece más bien refrendar un mito, reminiscente de contradictorias creencias religiosas; el culto a un nacionalismo ignorante (no cabe preguntarse por qué se lucha, solo hay que ser "entrón", obediente y confiar en los caudillos) y cruel (matar y morir; destruir y ser destruido, es un acto fe "glorioso"). Un nacionalismo, muy útil para respaldar propagandas que promueven los intereses particulares, de quiénes injustamente ostentan el poder político, militar, económico y religioso, contrarios al bienestar material y espiritual de la mayoría. El himno es una proclama de fe, no de reflexion.

El Estado debe velar por que se respete el carácter laico de todas sus instituciones; lo anterior no es una simple "postura", sino el respeto a la libertad de creencias. La "supremacía" de un idea, se sustentaría en la medida en que ésta contribuye en la construcción de una ciudadanía más participativa y soberana.
 

Distribuir contenido