Comprando un perro en +Kota

Yo he tenido varias mascotas. Con esto no quiero decir que las ha tenido mi familia y he tenido acceso a ellas, quiero decir que las mascotas han sido mías y han sido mi responsabilidad. La primera fue una gatita "arroz", blanca y con un defecto congénito de sordera (en la cabeza se podían ver dos rayitas negras simétricas que delataban su condición) y que rescaté de la calle, huyendo de los autos que estuvieron a punto de atropellarle. Un día, sospechosamente y cuando estaba en el trabajo, me dijeron que la gatita "se le escapó a la muchacha" y había brincado por la ventana (vivía en un 1er. piso). Después tuve 3 hámsters, que fui comprando en +Kota. Una de los hámsters, la única hembra, vivió 3 años conmigo hasta su muerte, y los otros 2 murieron por su causa y efecto. Luego tuve 2 gatitos, hembra y macho. Al macho lo adopté desde que tenía unas 4 semanas y a la hembra la adopté cuando me la ofrecieron en la clínica donde llevaba al gato. Los 2 gatos vivieron conmigo más de un año, hasta que la persona con quien compartía la propiedad de los gatos se los llevó cuando se fue de mi vida.

Yo me tomo las mascotas, como todo en mi vida, muy en serio. Aunque nunca las he considerado más que cosas vivas siempre las he tratado con respeto y cariño. Su salud y comida siempre han sido lo principal.

Un día, hice caso omiso de la recomendación de nunca comprar o recibir una mascota para regalarla. Se trataba de una situación muy especial y dado el caso de que la persona que iba a recibir al animal llevaba ya tiempo deseando una y además estaba pasando por un momento difícil, decidí por primera vez que podía comprar una mascota y regalarla (ERROR). Se trataba de un perro con varias características deseadas por la persona que lo iba a recibir, además ser muy joven para poderle entrenar.

Mi primera y única opción siempre fue +Kota. Llevaba ya años visitando las tiendas para comprar los accesorios y la comida de mis animales. Llevaba meses haciendo investigación en línea sobre el tema, dado que había hecho la promesa hacía casi un año de conseguir al perro. En algunos sitios de Internet se quejaban de +Kota por varios motivos, pero siempre había menos motivos de queja que en otros lugares o proveedores. El tema, además, está lleno de tabúes de temporada (empezando por la ya referida recomendación de que los animales no deberían poderse comprar y llendo hasta el velado activismo de ciertos empleados de la cadena en contra de la exhibición y venta de animales vivos).

Cerca de casa, en la zona de San Jerónimo Lídice, hay varias tiendas, así que las recorrí en compañía de mi mujer hasta dar con la especie y características que quería la persona a la que iba a regalarle la mascota. Por fin, en la tercera tienda (sucursal Plaza Loreto) encontramos al perro ideal: un schnauzer miniatura, sal y pimienta, de 3 meses y medio. Si, la práctica de los empleados de la tienda de extraer al animal de la jaula de exhibición para que lo tengas en brazos para darte más datos del animal está mal (a menos que esté despierto, comido y relajado, que no se trate de un día frío y que la persona que lo va a recibir no lo maltrate, es una técnica que seguramente les reporta mejores ventas, pero que en el inter maltratra a los animales).

Mi mujer y yo siempre habíamos hecho bromas y platicado al respecto de cierto sonido que hacen los cachorros, sobre todo los más pequeños, cuando "pujan" al levantarlos, acariciarlos y alimentarlos. El sonido es muy característico y seguramente es una forma de generar empatía y recibir afecto que han desarrollado de forma evolutiva durante milenios. Así que lo cargamos y de inmediato dimos inicio al proceso de compra. El perrito hacía el ruido que menciono, pero además estaba muy adormilado y esto lo atribuimos a que era muy pequeño y no nos conocía.

Luego de visitar otras 2 tiendas, llamando por teléfono antes para que se hiciera una investigación para que buscaran en que tienda tenían perros con las características que nos señalaron (proceso que no sirvió de nada, pues a los empleados les interesa vender lo que tienen en la tienda, además de que hacen distinción entre "franquicias" y "sucursales" y claramente rivalizan entre los distingos), nunca nos imaginamos que el proceso de compra iba a llevar aún más tiempo que la búsqueda, las llamadas y las visitas. Estuvimos más de una hora en la tienda en lo que se hacía el papeleo y se nos explicaban varias cosas. Nos turnamos con el perrito mientras tanto para firmar contrato y otros documentos, además de los pagos correspondientes (por el animal y sus accesorios). Creo que esta es la parte más importante de todas y la que los que se quejan de +Kota pasan completa o parcialmente por alto.


En Maskota, el día que lo compramos

El perro nos fué entregado con un DVD de instrucciones, cupones de descuento para la compra de alimento marca Eukanuba, un costal de croquetas de regalo, una placa grabada con su nombre y los datos del propietario (que tarda 3-4 semanas en entregarse, puyes se manda a hacer con el proveedor), las instrucciones e inserción a la base de datos del chip AVID, un pequeño manual sobre los cachorros de perro, el listado de vacunaciones recibidas y refuerzos por recibir, un descuento en una escuela de entrenamiento y un mini-curso de como funcionaba la garantía de +Kota y los pasos que deberían seguirse luego de la compra (junto con un listado de médicos y clínicas veterinarias autorizadas por +Kota). Mientras tanto, mi mujer seleccionó varios accesorios para llevarnos al cachorro bien equipado (juguetes, comederos, correa, collar, etc.).

¿Cuantas personas verán el DVD con las instrucciones? Para sorpresa incluso mía, quizás MENOS de las personas que ponen atención al contrato y a los procesos de garantía de +Kota. Estas razones son el motivo del grueso de las quejas contra +Kota.

Luego de finalizar el proceso, llevamos al cachorro con su nuevo propietario. Pero luego de varios minutos entre todos crecía la idea de que el animal presentaba un comportamiento completamente anormal, pues seguía aletargado y el ruido del que hablaba antes ahora era más pronunciado. Como es de imaginarse ya para entonces era de noche, y en viernes. Hay una excelente y muy bien equipada clínica cerca: el Hospital de Especialidades Veterinarias San Jerónimo. Además, es la que queda más cerca de casa y a donde llevaríamos al animal para sus seguimientos. Por la hora, sólo se encontraba el equipo que recibía urgencias.

La persona que nos atendió, nos dió rápidamente su diagnóstico y prognosis: el perro tenía los pulmones prácticamente inundados de líquido. Y agregó algo que constantemente iba a oir en el futuro: "ah... es de +Kota... siempre les pasa algo así..." (personalmente no me gusta que denosten tanto a +Kota, ya que proporcionan garantía, su Red de [Médicos MVZ] Maskota es de puros profesionales que me consta aman a los animales y conociendo historias de otros proveedores me doy cuenta de lo buenos que son en +Kota). Yo le pedí que hiciera una radiografía, y ante su incredulidad de mi petición la hizo, y según su interpretación el animal respiraba con apenas una cuarta parte de sus pulmones. Luego procedió con decirnos que él había trabajado en +Kota, y que conocía el proceso de garantías, y lo que procedía era devolverlo o cambiarlo, porque en su opinión el animal nunca se recuperaría y siempre estaría propenso a enfermarse de lo mismo. Todo esto en presencia de la persona que recibiría al perro y de mi mujer.

Las radiografías

Aquí cabe hacer una pausa y ver cual era la situación del momento: el dilema era entre internar al animal en la clínica veterinaria con la prognosis anterior de que nunca se iba a recuperar del todo o llevárnoslo de regreso a nuestra casa para, si vivía para el día siguiente, iniciar un proceso de devolución o cambio en la tienda, a grito y manotazo limpio dado lo obvio de la situación del animal o seguir el procedimiento legal y firme de llevar al animal a los médicos veterinarios autorizados por +Kota para que evaluaran al animal y en su caso actuaran en consecuencia. OBVIAMENTE opté por la última opción, ya que no iba a pagarle a alguien ajeno a +Kota para que internara al cachorro (y menos con esa prognosis) y NUNCA me iba a llevar al perro a casa en ese estado deplorable. Pagué $ 1,000 pesos por el diagnóstico y rápidamente di un vistazo al listado de +Kota para ver que clínica o médico nos quedaba más cerca.

Llegamos al parque de los venados casi a la media noche, y la clínica que estaba enlistada estaba cerrada. Podía escuchar el teléfono sonar en el interior marcándole desde mi celular. Armado del listado, llamé a la siguiente dirección más cercana, en Coapa, a cargo de nadie más ni nadie menos que el Dr. Eduardo Brizio Carter, quien me tomó la llamada personalmente y se disculpó por no poder atenderme, ya que no estaba cerca de su clínica. La siguiente dirección era la de Presa Pabellón #8 en Polanco / Irrigación. Decidí llamar en camino, pues llegaría a donde fuera pasada la media noche. Me informaron que iban a cobrar $ 800 por el horario de urgencia.

Cuando llegamos, me recibió muy atento un médico veterninario y decidí esta vez pasar sólamente yo y nadie más, dada la experiencia anterior y que resultó irremediablemente traumática para la persona que iba a recibir al cachorro. Tenemos que aceptar que para entonces, teníamos la obvia sospecha de que la "clínica autorizada" teniendo una relación quid-pro-quo con +Kota, iba a decirnos que todo iba a estar bien y que no pasaba nada. No fue ninguna sorpresa para mi que el Dr. me informara que el cachorro sufría algo que se llamada "tos de las perreras" y que era algo bastante común, y que en un día iba a estar mucho mejor, pero que requería internarse para su vigilancia y administración de medicamentos. Lo que si me sorprendió es que me informó que no iba a cobrar absolutamente nada. Pregunté si había visitas el fin de semana, había que disipar la duda de si en verdad había una mejoría notable y si la enfermedad diagnosticada era correcta (¿alguna vez haz oído la expresión "tos de perro"? así de común es la enfermedad, pero yo aún no lo investigaba y tampoco recordaba en ese momento la expresión).

Llamé a quien iba a recibir al perro para que nos acompañara a la clínica a constatar si todo marchaba bien, pero por desgracia esa primera visita al hospital veterinario en San Jerónimo y el que yo decidiera entrar solo a la clínica en Polanco, aunado a mi expreso deseo de tomar las decisiones en el caso de forma unilateral hicieron que este animal ya no tuviese forma de ser entregado a esa persona. Las ideas de que nunca iba a mejorarse del todo y de que de alguna manera estaba excluyendo del proceso a la persona que lo iba a recibir, además del momento difícil por el que pasaba, acabaron por ser infranqueables y todo me quedó claro en esa llamada.

La clínica de Presa Pabellón #8 estaba llena de dueños visitando a sus mascotas internadas y en tratamiento ese sábado. Se nota de inmediato que tanto la clínica como la zona y los dueños de mascotas las tratan y quieren como debe ser. Nada nos preparó para lo que veríamos a continuación:



El perrito estaba increíblemente recuperado.

Luego de ver el increíble cambio de salud, y quedándome aún algunas dudas y como es mi sana costumbre, me di a la tarea de averiguar de que se trataba la enfermedad "tos de las perreras":

El bicho se llama Bordetella Bronchiséptica y usualmente los tratamientos duran hasta 10 días. La enfermedad en español se llama "tos de las perreras" y en inglés es "kennel cough" de forma vulgar, y su nombre veterinario es "Traqueo bronquitis Infecciosa Canina". Hay muchísima información dado que es una enfermedad en extremo común. Una excelente página es: http://www.educarunperro.com/blog/tos-de-las-perreras/ y tiene un video de 10.5 min en http://www.youtube.com/watch?v=Hujvqg14MpE&feature=player_embedded Otro video chistoso de una española muy a la Carlos Niebla de 11.5 min está en http://www.youtube.com/watch?v=z1TPI70lX8c&feature=related

El dato de Pets - WebMD (la fuente en la que más confío y consulto para humanos normalmente) es:

"Most dogs with kennel cough recover completely within three weeks, though it can take up to six weeks in older dogs or those with other medical conditions."

"La mayoría de los perros con "tos de las perreras" se recuperan completamente dentro de tres semanas, aunque puede tomar hasta seis semanas en perros de edad avanzada o personas con otras condiciones médicas."

En todos los casos se hace seguimiento radiológico para ver avances. Sin embargo, encontré que se puede dar el caso de que un perro con "tos de las perreras" tuviese "infecciones recurrentes crónicas" si se presentaban varios signos como los que se detallan en Kennel Coucgh Infection in Dogs en la sección 4d inciso 7 (tráquea colapsada y formaciones calcáreas en pulmones, por ejemplo), la página incluye en dicha sección una radiografía con estas fallas mecánicas secundarias y se puede comparar con las radiografías del cachorro, en los que se muestra una tráquea normal. En otras palabras: el cachorro nunca iba a tener consecuencias de por vida y ese primer diagnóstico tuvo un impacto psicológico de consecuencias indiscutibles en la persona que iba a recibir al perro.

El cachorro se quedó sólamente hasta el domingo por la tarde. Nos lo entregaron bajo la condición de llevarlo diario a administrarle una inyección de antibiótico. Gradualmente ha dejado de roncar durante la noche al pasar de los días y por supuesto ya terminó su tratamiento de inyecciones por esa razón. Apenas hemos podido llevarlo al hospital de aquí de San Jerónimo a ponerle su primera vacuna / refuerzo (quedan otras 2 visitas para vacunarlo para completar su cuadro de vacunación y poderlo sacar y que camine en el piso fuera de la casa, para evitar que se contagie de algo, y otra vacuna en diciembre, que será cuando requerirá otro refuerzo).

Hasta recién he leído con detenimiento el contrato de +Kota y llegué a platicarlo con la persona que nos atendió cuando compramos al perrito:

  • Es responsabilidad del "Consumidor" visitar en los próximos 5 (cinco) días días al Médico Veterinario Zootecnista (MVZ) de la Red de Maskota, autorizado por el "Proveedor" para que revise el estado de salid de su mascota, así como pueda programarle las fechas de vacunación y/o desparasitación y le de una orientación de los principales cuidados que deberá tener con la misma.
  • La mascota deberá ser tratada [...] con cualquiera de los Médicos Veterinarios Zootecnistas (MVZ) de la Red de Maskota, autorizados por el proveedor, sin costo alguno para el cliente y en devolverlo sano bajo certificación médica, de lo contrario el consumidor perderá la validez de su garantía, sin ninguna responsabilidad para el proveedor.
  • En caso de muerte por cualquier motivo incluyendo accidente, sin que haya existido antecedente de enfermedad dentro del periodo de 60 (sesenta) días naturales de la garantía de salud, el consumidor contará con muchas más alternativas para adquirir otro tipo de mascota. NO se realiza la devolución de efectivo.

En otras palabras: el contrato obliga al cliente a llevar al animal con un médico en 5 días, tratarlo con dicho médico en caso necesario (sin costo alguno para el cliente) y de lo contrario no aplica ninguna garantía. También implica que en nuestro caso nunca existió la posibilidad de cambiar o devolver al cachorro.

Reitero el que tanto en +Kota como su Red de [Médicos MVZ] Maskota nos han atendido de maravilla, en especial la Clínica de Presa Pabellón #8, y que no pagamos ni un centavo para recibir las mejores atenciones y tratamiento por la enfermedad que aquejaba a nuestro cachorrito. Mi única queja con +Kota es que podrían dar la opción a los clientes de solicitar informes SIN sacar a los animales de las jaulas de exhibición, para evitar maltratarlos en la medida de lo posible.

Es una historia con final feliz: al final, adoptamos al perrito que compramos. Pero por favor: nunca compres o recibas una mascota para regalarla. Si de verdad lo que deseas es brindarle a alguien más una mascota, dale el dinero o ponle en contacto con quien puede darle la mascota directamente a esa persona. Nosotros aún estamos en espera de que la persona que iba a recibir al cachorrito nos acepte esta última opción, pero tiene que adquirir o adoptar directamente. Nuestra experiencia ha sido muy amarga principalmente por estar involucradas otras personas, sobre todo emocionalmente.


El Dr. Salt a unos días de estar en casa, antes de bañarlo

No importa cuantas veces se diga, nunca serán las necesarias: tener una mascota es una RESPONSABILIDAD que nunca termina con la compra de un animal sano, más bien empieza. En otra entrada en este blog relataré porqué tener un perro es diferente a tener otra mascota urbana y las inhumanas condiciones con las que viven la mayoría de los canes.

Comentarios

+Kota

Quisiera saber como te ha ido con tu Perrito? si sigue sano y tu opinion respecto a comprar un perro en +kota?
 

Oh si, sano :-)

El perrito está sano y es muy feliz :-)

En mi opinión, si vas a comprar una mascota entonces +Kota es una excelente tienda. Por todo lo que expongo, +Kota no nos cobró absolutamente nada y nos atendieron en la clínica veterinaria muy bien. Eso es una garantía responsable. Recomiendo +Kota al 100%

Distribuir contenido