Bitácora de cniebla

El Miedo

El miedo se toca, se vive, se sufre y hasta molesta. Molesta, si, porque yo no soy vox populi, no formo parte de la chusma que se arremolina todos los días a recibir su ración de lecciones maniqueas sobre la vida que se imparten por la T.V. abierta, en los horarios estelares acostumbrados en los que pasan los noticieros. El miedo es amplificado, distorsionado y hasta acomodado en dichas emisiones matinales y nocturnas por supuestos periodistas, mal formados, inexpertos, nada profesionales que no hacen otra cosa que dar su chafa opinión o comentario sobre una gigantesca variedad de temas de los conocen nada.

De Suicidas y Asesinos, Segunda Parte

En la Ciudad de Los Angles, California, no se puede circular por el carril de alta velocidad de las vías rápidas, si uno viaja solo en su automóvil. Hay una ley que previene que si solo hay un ocupante en un automóvil (a menos que se trate de una situación de emergencia, claro) se pueda viajar en los carriles de alta velocidad. Como consecuencia, la imagen que se aprecia en las horas pico del tráfico es la ocupación máxima de todos los carriles en los freeways, con excepción de los carriles de alta, porque casi todo el mundo prefiere viajar solo. Este es un ejemplo de una ley que incentiva (que a lo mejor no es muy efectiva, pero que permite la circulación de los vehículos de emergencia con facilidad aún en las horas de mayor carga vehicular) y no una ley estúpida que solo ordena, me explico:

Fox y el Estado de Derecho

La administración de Vicente Fox terminó con el impasse que ellos mismos generaron con el gobierno del Distrito Federal, cuando a todas luces una bola de nieve se convirtió en una avalancha que amanazaba con aplastar a las ya de por si jodidas instituciones del país. Pero en el proceso, todos hemos perdido algo muy valioso: la noble aspiración a un Estado de Derecho de un pueblo.

De nuevo Gabrielita Cuevabas y Jorgito Laralara

A Gabrielita y a Jorgito no les dijeron que habían salido de la primaria. Y dado ese motivo, el par no para de hablar, actuar y hasta pretextar como si no estuviesen ya grandecitos y llenos de pelos por todas partes desde hace ya muchos años.

Habemus Papam

Pensé que no iba a escribir nada sobre la muerte de Juan Pablo II, y no lo voy a hacer.

Andrés Manuel López Obrador, Desaforado

Muy temprano por la mañana, me había quedado de ver con unos amigos para ir a la manifestación en el zócalo capitalino. Eran las 6:30am (la concentración estaba citada para las 9:00am) y era jueves. Llegué, como de costumbre, temprano a la cita. Del metro Hidalgo a la entrada del hotel Sheraton Centro Histórico, en la avenida Juárez, solo son unos pasos. Nunca había estado ahí tan temprano, y la vista de una ciudad dormida (pero tan dormida) da paso rápido al trajín de todos los días. Era jueves (día laboral, enmedio de una semana cualquiera), y no se hicieron esperar aquellos que desde muy temprano limpian la calle, venden tamales afuera del metro y preparan la metrópoli para aquellos que más tarde han de usarla. Me senté en una banca justo en la entrada del moderno hotel, y esperé.

Nadie Se Queja...

En México los consumidores no están organizados, pero cuentan con la ayuda y protección de la Procuraduría Federal del Consumidor. Hoy que se festeja el día del consumidor, nuestro tema es la falta de organización de los propios consumidores.

Publique, Luego Dígase Investigador

Existe un método en la academia para ser considerado "investigador": si no publicas, no existes, y si no existes, no serás "investigador". Eso es todo. El método es, en sí, estúpido, pues el aspirante a "investigador", o el que ya le fué puesto el título y desea conservarlo, debe publicar indiscriminadamente. En la mayoría de los casos, en las llamadas "ciencias exactas", me he topado con publicaciones que dan lástima. Tal parece que el pobre ejercicio de la tesis de titulación, se conseva a lo largo de la vida académica de muchos. Porquerías y basura se suma todos los días a los atiborrados estantes de las universidades. Mientras que la tesis sea un requisito para titularse, y mientras que para continuar en la academia sea necesario publicar y publicar, el astuto y holgazán llenará esos requisitos solo por cumplir, y no para innovar, descubrir, refutar o concordar. Pero en las mal llamadas "ciencias sociales" no hay para donde hacerse, porque son pocos los que persiguen innovar, descubrir, refutar o concordar. La mayoría sufre solamente de verborrea cerebral crónica, dado que la propia naturaleza de esas ciencias dá para escribir bibliotecas enteras, sin que nadie pueda refutar o concordar, con interminables bibliografías que crecen ad infinitum siendo, a veces, más extensas que las lastimosas publicaciones.

Los Medios Como Jueces

Ah... El Universal... (online), pero no son los únicos, ya que en mi país, los medios se invisten como jueces y les vale ¿como no? Como siempre, juzgan a la menor provocación, y para muestra, la nota hace de botón.

General Marcial Macedo de la Concha: Incompetente, Prepotente y Mentiroso

No hay límite para el fracaso, la ineptitud o de plano plena estupidéz del flamante titular de la Procuraduría General de la República, el (voz de militar recitando los nombres de los niños héroes, por favor) General Rafael Marcial Macedo de la Concha (¡lo juro! ¡si se llama Marcial!, al menos eso dice la página de la Presidencia). Falta que a ti (que lees esta página) o a tu mamá (que probablemente no la lee) los quieran meter al bote por cualquier motivo (por tener una página como esta, por estudiar en Filosofía, Economía o a veces hasta Ciencias Políticas en la UNAM, de preferencia, claro), y a este mequetrefe solo le bastaría con tener un supuesto testigo que dijera lo apropiado, y ¡al tanque!

Distribuir contenido